Ir a contenido
foot fetish porn

Los 10 fetiches que podrás disfrutar sin miedo

Seguro que en alguna ocasión has escuchado el término fetiche. Y depende del contexto y a quién se lo hayas escuchado mencionar, es posible que este esté ligado a algo negativo. ¡Y nada más lejos de la realidad! Mucha gente asocia el fetichismo a prácticas sexuales extrañas y nada aceptables, pero, en cuestión de sexo, ¿quién decide que es lo normal? Mientras la práctica en cuestión no implique ningún tipo de peligro y las personas que participen en la misma acepten participar y den su total consentimiento, esta debe ser totalmente respetada por el resto.

Además, el fetichismo no es más que la atracción por un objeto, parte del cuerpo o técnica, poco conocida, que no suele estar ligada a los órganos genitales. De todos modos, esta práctica sexual no es incompatible con el sexo convencional.

De este modo, un fetiche es el objeto o parte del cuerpo que provoca excitación en la persona en cuestión. No existen límites, es decir, puedes sentirte atraído por todo tipo de objetos, dependiendo de tus gustos, tal como veremos a continuación.

Tipos de fetiches

Podemos dividir los tipos de fetiches en cuatro grupos, del siguiente modo:

  • Partes del cuerpo, que no estén vinculadas a lo erótico, como pueden ser los pies, las orejas, el ombligo, entre muchas otras.

  • Características corporales tales como los tatuajes, los piercings o las dilataciones.

  • Determinadas prendas y complementos, siendo las más comunes la lencería, el

    látex y el cuero.

  • Distintos objetos: aquí entra cualquier elemento que sea capaz de excitar a una persona, aunque los más comunes son los antifaces, las esposas o los espejos.

¿Cuáles son los 10 fetiches más habituales?

Como habrás podido darte cuenta, existen infinidad de fetiches porque, como dice el dicho, “para gustos, los colores”. Pero, los más comunes, y que podrás disfrutar sin preocupación, son los siguientes:

1. Los pies - Denominado, comúnmente, como foot fetish

Es uno de los fetiches más habituales y define a aquellas personas que se sienten atraídas por los pies, como su propio nombre indica. Pueden excitarse simplemente con la observación, ya sea total, con los pies desnudos, o parcial, con algún tipo de calzado como las sandalias; o bien con el contacto, donde también existen distintos niveles, desde tocarlos, hasta masajearlos o, incluso, meterlos en la boca.

2. Zapatos o botas de tacón alto

Puede estar asociado con el fetiche anterior, aunque también puede estar basado en la simple excitación al tocar el propio calzado, debido a su textura, o incluso a través del olor que dejan impregnados los pies en los zapatos.

3. Lencería

En este caso, la excitación proviene de la atracción hacia distintos tipos de tejidos o las sensaciones que estos provocan en cada persona: deseo, incremento de la autoestima o, incluso, cuando se practica sexo en pareja, es capaz de aumentar la pasión entre ambos.

4. Ropa interior usada

Determinadas personas se sienten atraídas por la ropa interior que ha sido utilizada, por lo general, por mujeres. No es necesario que la lleven puesta en ese momento, basta con que estas prendas hayan sido usadas y exista indicio de ello.
En la actualidad, gracias a internet, se ha creado un gran comercio en torno a esta práctica.

5. Manos

Muchas personas sienten atracción hacia determinadas zonas de las manos, ya sean los dedos, las palmas o, incluso, las uñas. También pueden sentirse excitados por una acción en concreto que realizan las propias manos.

6. Disfraces

Desde una careta, hasta un disfraz completo, pasando por antifaces, máscaras o vestidos. Muchas personas hacen volar su imaginación a través del uso de determinados disfraces. ¿Qué mejor forma para salir de la rutina que “convirtiéndote” en otra persona?

7. Cabello

Parafilia a la que se le da el nombre de tricofilia. Se basa en la excitación que una persona siente respecto al pelo de una persona, sobre todo, por el de la cabeza. Puede ser por un color determinado, un corte o un peinado, pero, por lo general, la persona que se siente atraída por este fetiche, necesita el contacto físico con el cabello, ya sea simplemente acariciarlo o, incluso, olerlo o besarlo.

8. Cuero

Otro de los fetiches más comunes, asociado, comúnmente a las prácticas del BDSM, debido a que los instrumentos utilizados en estas técnicas, como máscaras, látigos o correas, suelen estar fabricadas a partir de este material.
De todos modos, puedes no sentirte atraído por ninguna de estas prácticas y gustarte, simplemente, el contacto con el cuero.

9. Odaxelagnia

Esta parafilia se asocia a la excitación alrededor de los mordiscos, ya sea a través del placer sexual que una persona percibe al morder suavemente a otra; o bien la atracción hacia ser mordido.

10. Knismolagnia

Por último, muchas personas se excitan al recibir cosquillas en determinadas partes del cuerpo. La sensación de cosquilleo deriva en placer en estos casos.

Y tú, ¿sientes alguna excitación sexual hacia algún objeto o práctica catalogada como “fuera de lo común”? ¿Te consideras fetichismo? Si es así, ¿cuál es tu fetiche? Es posible que encuentres objetos que te ayuden a cumplir tus deseos en nuestra tienda online, solo tienes que visitar ​la sección ​fetish​ y dejar volar tu imaginación.

Artículo anterior Los 10 mejores juguetes sexuales para pareja 2021
Artículo siguiente Para qué sirve la copa menstrual